domingo, 3 de marzo de 2013

Elimine el SPAM de su mente


La palabra Spam, es muy familiar para la mayoría de usuarios de Internet.

¿Quién no ha visto mensajes no solicitados en la página que consulta o en su correo electrónico?

Pues, el Spam, se define así. “Mensajes no deseados o basura”.  Pueden ser de todo tipo: publicidad, virus, pornografía, estafas; solicitudes de información personal o de amistades desconocidas en las redes sociales; falsos premios (loterías, donaciones, herencias), etc.

Estos mensajes de una u otra forma hacen daño.  Incluso, aparecen tantas veces en pantalla, que sin darnos cuenta les damos “clic”. “Entramos a una página pornográfica con virus o nos dejamos llevar por las mentiras que nos  escriben y por las falsas fotografías que nos remiten.

¿Cómo evitar este daño? Haga uso de los buenos programas antivirus, esté siempre alerta frente a los engaños; lea bastante acerca de las estafas en internet y sobre la gente malvada que se hacen pasar por “jóvenes bonitos”, por ejemplo, en Facebook: “para atraer y engañar a los ilusos jóvenes, que todo lo creen…”

¡Qué le parece! ¡El mismo Spam que abunda en la red, lo tienen las personas en su mente!
Las personas se quejan, porque el dinero no les alcanza. Buscan siempre una justificación para llegar tarde a los trabajos. No estudian por falta de tiempo y dinero. Odian su apariencia física.  Ven todos los defectos de la familia.  Lo que dicen, generalmente, revela derrota y falta de motivación; aparte, de que gran cantidad de palabras son negativas y vulgares. Tienen una venda que les tapa los ojos e impide que vean las cosas bellas de la vida…

 En fin, la mente de los mortales, a veces se parece a una cloaca. Sin embargo, no tiene que ser así… La mente es un depósito de ideas, palabras, pensamientos y sentimientos dañinos, “SI YO LO PERMITO”. 

Limpie la cloaca que tiene en su mente. ¿Cómo? Practique la buena lectura, es decir, aquella que motiva a hacer lo bueno. Observe las excelentes cualidades que poseen sus familiares, converse y juegue con sus hijos, ame a su cónyuge;

Piense que su trabajo, por sencillo que sea y poco dinero que gane, es todo lo que tiene ahora y representa su fuente de ingreso. Peor, sería no tener nada. ¡Cuídelo! 

Relaciónese con la naturaleza. En ella hay mucha sabiduría. Evite a las personas que consumen licor, drogas, que no trabajan y que todo para ellos es malo.  Aléjese rápido de estos individuos (con prudencia, pero, hágalo ya).

Y lo más sabio que puede realizar.  Haga todos los días una oración al Creador. Pídale mucha fuerza mental, física, espiritual y emocional, para llevar una vida sana y positiva.




Por:
Eric Enrique Aragón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada