sábado, 2 de enero de 2010

Responsabilidad social de las empresas


Las organizaciones empresariales al igual que otros sectores de la sociedad, han evolucionado a lo largo de los años. La visión de las empresas hasta casi finales del siglo 20, no era la misma que se tiene hoy día.

Los cambios vertiginosos que se fueron configurando a partir de la segunda mitad de la década de los ochenta, tales como: el avance tecnológico en las comunicaciones y en los sistemas de información, los cambios políticos trascendentales que cambiaron el viejo esquema de poder en Europa y en América Latina; el nuevo orden mundial de comercio(Globalización); la competencia cada vez más fuerte por una cuota de mercado y la influencia que tienen hoy día los medios de comunicación en la sociedad, han hecho que las empresas se vean obligadas a adoptar nuevas estrategias para mantenerse en el mercado, cada vez más difícil y competitivo.

Por otra parte, en los últimos años aumentaron los problemas sociales, como consecuencia, del deterioro de la familia y la educación, la pérdida de valores morales y cristianos, el incremento del desempleo, la falta de políticas gubernamentales de desarrollo social eficaces y el crecimiento poblacional desmedido y sin planificación en muchas regiones del mundo, sobre todo en países que están en desarrollo.

Asimismo, existe una serie de problemas comunes tanto para los países desarrollados como para el resto de las naciones menos favorecidas. Entre estos males podemos mencionar: las drogas, armas ilegales, pandillerismo, prostitución infantil, inseguridad ciudadana, crímenes y robos; y últimamente, muchos actos violentos protagonizados por jóvenes en los centros educativos –aunque esto se está dando más en países ricos, no debemos olvidar que la juventud tiende a imitar...

Hace varios años solamente las iglesias, las escuelas y las autoridades de policía se involucraban directamente en estos problemas sociales. Los demás actores de la sociedad no sentían ningún tipo de responsabilidad; no obstante, en la actualidad se habla de una sociedad civil organizada, que tienen un espacio de participación determinante dentro de los Estados modernos.


¿Por qué los ciudadanos de todos los niveles sociales y profesionales, se agrupan como sociedades civiles organizadas de participación?

Porque han comprendido que todos ellos viven dentro de la misma sociedad y por tanto, los problemas que ésta tenga -la sociedad- tarde o temprano los afectará.


Por ejemplo, se puede pensar que el asunto de drogas y pandillerismo es propio de los barrios bajos; sin embargo, este razonamiento está totalmente equivocado. Las drogas están circulando por todas partes. La delincuencia organizada va dirigir su mirada a otros sectores, que no son los pobres ni marginados; en fin hay muchas razones de peso, para que todos los sectores de la sociedad se involucren en la búsqueda de alternativas de solución, para los distintos problemas que están acabando con las naciones, como un cáncer maligno.

Las empresas son también organizaciones formadas por seres humanos –llámese trabajadores, socios, directivos- que se pueden ver afectados en algún momento por los problemas de la sociedad.

Por otro lado, el mercado del negocio (clientes y consumidores) es sensible a los cambios sociales; ya que está compuesto, de igual manera por los miembros de una sociedad que se ahoga cada día más con tantos problemas que padece.

Además, las organizaciones empresariales se establecen en un determinado lugar, por lo tanto lo que ocurra en su entorno físico, desde los problemas ambientales hasta los sociales, inciden directamente en ella.

Hoy día los consumidores están más informados que antes, por lo tanto si ven que la empresa se involucra en los problemas de la sociedad, la verán como una mejor organización empresarial, y en consecuencia la apoyarán consumiendo sus productos.


Autor:
Eric Aragón
25 de septiembre de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada