sábado, 19 de enero de 2013

¿Le gustaría un excelente Año 2013?

¿Plan de vida?   ¡Sí!   ¡La edad…!  No importa…   Usted puede ser un joven de 14 años o un adulto de 54 años, y el efecto será el mismo: “seguir un buen plan traerá excelentes resultados a su vida”.

¡Bueno!  Elaborar el plan de acción para este año 2013, no es tan fácil como parece.  O mejor dicho, si es fácil hacerlo en papel; cumplirlo es otra cosa.  La mayoría de la gente se queda por el camino. 

Analice a las personas que usted ve diariamente en la escuela, centro de trabajo o simplemente, aquellas que viven en su comunidad; y se dará cuenta que todos los años viven de la misma forma.  Nada cambia en sus vidas o los cambios son tan insignificantes y efímeros, que nadie los percibe.

¿Y cuáles son esos cambios?  Ser más educado, poseer un lenguaje decente y edificante, practicar las buenas relaciones humanas, ser mejor estudiante, obtener un mayor grado de eficiencia como trabajador; buscar la unidad familiar, más disciplina; en fin, debemos tratar todos los años de alcanzar un mejor nivel de vida…

Para hacer un plan efectivo debemos analizar: ¿cuáles son los aspectos que debemos enfocar primero? Por ejemplo, si eres estudiante, y pasaste matemática, inglés y español con una calificación muy baja; toma la firme decisión, este año 2013, de practicar y estudiar con más intensidad estas materias. 

Siéntate en las primeras sillas, muy cerca del profesor, de modo que puedas  escuchar las explicaciones -sin ninguna distracción- y cuando algo no te quede muy claro; entonces, acércate con todo respeto y pídele el favor (al docente), que te oriente un poco más… Ningún educador que observe un verdadero interés en el estudiante, le va a negar ayuda…  Si tienes familiares que te pueden ayudar, igualmente, solicita ayuda… ¡Eso si! Con todo respeto.

Estas reglas se aplican en todo lo que deseas mejorar.  Si peleas mucho con tu familia, busca la forma de cambiar  el ser interior que hay en ti: desarrolla más tolerancia y comprensión;  observa las lindas cualidades que tienen tus seres queridos, conversa con ellos sobre los problemas, planea salir con la familia.  Agradece a Dios por lo que tienes.  Muchos seres humanos y sobre todo, niños, quisieran tener una hermosa familia como la que  tienes tú. 




Por:
Eric Enrique Aragón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada