lunes, 1 de agosto de 2011

Panamá, país de grandes proyectos

La República de Panamá, ocupa una pequeña franja de tierra que une a América Central y América del Sur. Con un gobierno de corte presidencialista, elegido democráticamente; y cuya población se estima en 3.4 millones de habitantes, de acuerdo al último censo 2010.

Ofrece a los visitantes extranjeros, excelentes servicios hoteleros y turísticos, bellos paisajes naturales; y su activo más importante: su agradable gente, formada por una variedad de simpáticos y coloridos grupos étnicos.

Por otra parte, su magnífica plataforma financiera y estabilidad jurídica, ha motivado a las grandes empresas multinacionales a realizar negocios en suelo panameño.

La inauguración del lujoso hotel, Trump Ocean Club International Hotel&Tower; cuyo propietario es el famoso magnate estadounidense Donald Trump, demuestra la gran confianza y seguridad, que tienen los grandes empresarios en hacer negocios en este hermoso país.

Actualmente, el gobierno encabezado por el empresario Ricardo Martinelli, ejecuta grandes proyectos, sobre todo, en el área de infraestructuras; con la evidente intención de mejorar, aún más, la imagen y la calidad de los servicios que presta la República de Panamá.

Una prueba de que este empresario, quien dirige los destinos de la nación, es audaz, con grandes ideales, y que no se detiene ante nada –ni siquiera sus más acérrimos críticos lo han podido frenar- es la transformación del sistema de transporte público; que durante muchos años, estuvo en manos de unos privilegiados dirigentes transportista, quienes mantuvieron este servicio público en paupérrimas condiciones y con el mayor desprecio hacia los usuarios. Ningún gobierno se atrevió a ponerle un alto a este caos, hasta que llegó Ricardo Martinelli .

Otros colosales proyectos, que denotan el marcado interés del actual gobierno en atraer más inversiones al país, incrementar la industria turística y crear más fuentes de empleo para los nacionales, son: la terminación de la tercera fase de la bella y concurrida Cinta Costera; la construcción de un aeropuerto a gran escala, en la localidad de Río Hato, que traería más desarrollo a las provincias centrales (Coclé, Veraguas, Herrera y Los Santos); y la primera línea del Metro, nuevo sistema de transporte para la ciudad de Panamá.

Cabe resaltar que inversionistas norteamericanos, canadienses, españoles, mexicanos y de otras regiones del mundo, ya están en Panamá.

No cabe la menor duda de que Ricardo Martinelli, le ha inyectado al país mucha energía en cuanto a megaproyectos e inversiones. Y no se puede pasar por alto los magníficos programas sociales, como la beca Universal para los estudiantes de escuelas públicas –que a veces no tienen nada para comer- y la ayuda humanitaria a los ancianos que carecen de algún ingreso.



Por:
Eric Enrique Aragón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada