martes, 3 de enero de 2017

¿Renovaste tu plan para el año 2017?

Es obligatorio elaborar un plan de trabajo para el nuevo año que acaba de empezar. O en su defecto, podría renovar el plan que había hecho para el año que pasó, pero, que por ciertas circunstancias no pudo cumplir en su totalidad o abandonó prematuramente.

¿Por qué es indispensable un plan? Porqué no se puede alcanzar ninguna meta en la vida, independientemente del tiempo que se fije para lograrla, si no tenemos un plan de acción. En otras palabras, si no contamos con una guía de trabajo, estaríamos como un barco a la deriva, sin dirección y sin una brújula que nos oriente.

La improvisación, el desorden y la indisciplina jamás conducirán a una persona a superarse. Y estos elementos negativos son los que prevalecen cuando no se tiene un buen plan de trabajo para alcanzar metas anuales. Si usted desea disminuir de peso, ser más eficiente en su trabajo, consolidar la unidad familiar, abonar una vivienda, mejorar como deportista o terminar su primer semestre en la universidad con notas aceptables; entonces, empiece con el primer paso: elaborar un plan de acción.

Para elaborar un plan de acción trimestral, semestral o anual, necesita primero estar bien claro en cuál será su meta o metas a las cuales desea llegar.  Éstas deben ser lo más precisas posibles y que estén a nuestro alcance. Por ejemplo, si usted es un estudiante que va a ingresar por primera vez a la universidad, su meta debería ser: terminar su primer semestre con buenas notas o por lo menos aceptables para seguir mejorando el próximo semestre.  

En segundo lugar, analizar ¿Cómo va a lograr su meta? Indudablemente, debe estar consciente antes de seguir que toda meta positiva que se desee alcanzar en la vida, involucra mucho esfuerzo, sacrifico, fuerza de voluntad, persistencia, disciplina y ser valiente. Si usted no está dispuesto a cumplir con estos principios, no pierda su tiempo desarrollando un plan; ya que no hay ningún caso documentado en la historia de la humanidad, que un hombre o mujer haya alcanzado metas positivas y duraderas ignorando estas reglas.

¿Cómo va a llegar a su meta? Dividiendo la meta en partes pequeñas, así será más factible trabajar para cumplir con el plan. En el caso del estudiante, trabajar por separado cada asignatura que tenga que dar en su primer semestre. Le dedicará un tiempo semanal a cada una o hará lo que hacía su servidor cuando era estudiante en la Universidad de Panamá. Dividía el estudio en “trozos pequeños”. 

Cuando el profesor explicaba algo, inmediatamente lo estudiaba, generalmente lo hacía en la biblioteca de la universidad. Aquí me podía concentrar mejor que en cualquier otro lugar. La idea es buscar el mejor lugar para estudiar, dónde no haya ruidos ni distracciones, de manera tal que uno se pueda concentrar al máximo. 

Mi principio era clase dada, clase estudiada. Y en cuanto a los trabajos, siempre los hacía con tiempo, nunca los dejaba para última hora.

Me dediqué exclusivamente a ser un estudiante universitario tiempo completo y siempre con la motivación de que todo el sacrificio me convertiría en un buen profesional. 

Un plan puede variar un poco, dependiendo de las metas, pero los principios expuestos aquí nunca van a cambiar, son obligatorios en todos los planes que se hagan.

¡Nunca olvide! “Un plan se podrá realizar satisfactoriamente cuando lo ponemos en manos de Dios”
 

Por:                                                                                                                   
 Eric Enrique Aragón













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada