martes, 12 de julio de 2016

Educación sexual en las escuelas


Si a los padres se les dificulta hablar con sus hijos sobre el tema sexual, debe ser más difícil para un educador.  Siempre es más fácil pasar por alto el asunto o trasladar la responsabilidad a otros.

Utilizar las palabras inadecuadas, sin lugar a dudas, dejarán a los niños y jóvenes desorientados.  Y peor sería si se crea una ley con ideas liberales, en materia sexual, que motive a los jóvenes a practicar las relaciones sexuales, si así lo desean, con el único requisito que eviten un embarazo, por medio de los métodos anticonceptivos. Grave equivocación sería esta norma. Estaríamos destruyendo aún más a la familia.

Por supuesto, que la enseñanza sexual en las escuelas ayudaría a reducir el altísimo índice de embarazos en las adolescentes. Pero, no tenga la menor duda de que si esta educación sexual no se basa en los principios morales y cristianos, jamás se obtendrán buenos resultados. La participación de los padres responsables es importante.

A los jóvenes se les debe enseñar que las relaciones sexuales no deben ser una prioridad para ellos en esta preciosa etapa de sus vidas.  Los ideales de superación y pureza, si deben ocupar la mente de los estudiantes. 

Si los niños no reciben en el hogar: amor y buenos ejemplos, inevitablemente serán presa fácil de las drogas y los embarazos. Debemos atacar el problema en su raíz.  

Trabajemos todos por el rescate y fortalecimiento de la institución más sagrada e importante de una nación: La Familia.




Por:                                                                                                                           Eric Enrique Aragón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada