sábado, 12 de diciembre de 2015

Elecciones en Venezuela

Una vez más queda demostrado que ningún gobierno que pretenda usurpar el poder de la Democracia, lo va a conseguir.  Tarde o temprano el pueblo arremete contra esta gente malvada y astuta, que llega a gobernar gracias a la nobleza de los electores que son embaucados.  No obstante, cuando estos "personajes oscuros" obtienen el poder político, empiezan a mostrar las verdaderas cualidades que los adornan: engaño, desprecio, crueldad y ambiciones desmedidas… 

Nicolás Maduro, heredó una dictadura de su predecesor Hugo Chávez. No importa cómo la deseen llamar, es una “dictadura civil”, amparada por el ejército. Sin embargo, cuando el señor Maduro y sus lacayos estaban más confiados, les llegó el golpe contundente, por medio de los votos de castigo, en las elecciones celebradas, el día domingo 6 de diciembre del año 2015, para elegir a los diputados de la Asamblea Nacional.  De los 167 escaños, la oposición obtuvo hasta el momento 99.  Ya es un hecho que la oposición controlará el parlamento.

Las funciones del poder legislativo en Venezuela son amplias; de modo tal, que los diputados de oposición pueden poner al ejecutivo en dificultades; pero, no se trata de medir fuerzas con Nicolás Maduro y su nuevo gabinete ministerial. Es un error que el mandatario declare la guerra institucional a la Asamblea Nacional de Venezuela, que se instalará en enero (2016). 

Un verdadero líder busca la armonía entre los poderes del Estado. No es una pelea de “perros y gatos”. Ambos bandos tienen el deber sagrado y constitucional de buscar las mejores opciones, para que el país salga de la crisis económica, política y social, en la que se encuentra actualmente.

Los dirigentes de la oposición deben estar totalmente claros: que los ciudadanos  votaron por la democracia, libertad, el respeto a los derechos humanos y por una mejor calidad de vida.

A los nuevos parlamentarios (oposición) les toca demostrar al mundo entero, que harán el mayor esfuerzo para solucionar los graves problemas que aquejan a la nación de América del Sur y que son auténticos líderes de la democracia, la libertad y los derechos humanos…


¡Qué Dios bendiga al pueblo de Venezuela!



Por:                                                                                                                 
Eric Enrique Aragón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada