lunes, 6 de julio de 2015

La Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos: “tomó una mala decisión…”

La Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos, el día viernes 26 de junio del año en curso (2015), declaró: “legales los matrimonios entre parejas  del mismo sexo -homosexuales y lesbianas- y las adopciones en todo el territorio nacional (50 estados)”.

Según el presidente Obama: “Esta decisión es una victoria para los demandantes… para las parejas… para sus hijos… para sus amigos y quienes les apoyan… Es una victoria para Estados Unidos”. Voz de América - 26.06.2015

Todos los seres humanos merecen respeto. Los homosexuales y lesbianas, también lo merecen… En consecuencia, y más si somos cristianos, jamás debemos hablar mal de ellos ni menospreciarlos; son hijos de Dios que están incluidos, al igual que todos nosotros, dentro de los planes de salvación de Nuestro Señor Jesucristo; ya que nadie es perfecto y llevamos una carga de pecados o realizamos acciones que van en contra de la Fe Cristiana.

La mayor parte de los millones y millones de habitantes de América y Europa, profesamos la Fe Cristiana, creemos en la palabra de Dios (La Biblia), asistimos a iglesias donde se predica el mensaje de salvación de Jesús. Iglesias donde se recomienda orar, ayunar y llevar una vida conforme a los Evangelios y a los preceptos cristianos.

Entonces ¿Cómo podemos explicar que nuestras acciones sean opuestas a las normas cristianas? Una respuesta sencilla. No somos verdaderos seguidores de la doctrina cristiana. Nuestro corazón (mente), está lleno de pensamientos superficiales y emociones dañinas, que nos sumergen cada vez más en una vida pecaminosa que destruye nuestras almas y a la institución más sagrada hecha por Dios: “La Familia”.

Para los que profesamos diariamente la Fe Cristiana, por medio de la oración, la meditación, el ayuno y la lectura de la palabra de Dios: El Espíritu Santo, nos da la certeza de que Dios jamás se equivocó, cuando hizo al “hombre” y a la “mujer”, y que éstos se unirían en sagrado matrimonio; y la mujer daría a luz hijos, formando así una linda familia bendecida por Dios.

Jamás un hijo adoptado por padres homosexuales o del mismo sexo, podrá tener mejor salud mental, física, emocional y espiritual, que hijos de parejas normales (hombre y mujer). La biblia, en los evangelios, señala que los homosexuales no podrán entrar al Reino de Dios.

Existe un claro ejemplo, del mal que se le causa a la familia, a la sociedad y al país entero, por la práctica abierta y masiva del homosexualismo y el lesbianismo. Véase el caso de Sodoma y Gomorra: dos pueblos que empezaron poco a poco, a permitir todas las prácticas contrarias a los preceptos cristianos, a la unidad familiar y a los verdaderos valores morales, entre las cuales estaba el homosexualismo. Después de un tiempo, todo el pueblo estaba corrompido: sin autoridad, sin Dios, y sin Ley…  

Estados Unidos es un país poderoso e influyente a nivel mundial, lo más seguro es que sea un gran ejemplo a seguir por la mayoría de naciones. No importa cómo se quiera justificar, lo cierto es que, la legalización del matrimonio gay, destruye la unidad familiar y va en contra de la Fe Cristiana.  Los escritos bíblicos tienen un poco más de 2000 años; el cristianismo empezó con el nacimiento de Jesús, en Belén ... y hasta la fecha nadie ha podido destruir ni la Palabra de Dios ni la Fe Cristiana ¿Por qué? Porqué Dios es real. El mismo Dios Todopoderoso del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento, es el mismo hoy día y siempre estará...

Debemos orar mucho para que Dios les abra los ojos a los homosexuales y lesbianas, de manera que se den cuenta de que están destruyendo a la familia establecida por Dios.

La mayoría -homosexuales- no nació con problemas biológicos (hormonales), sino, que por el camino se hicieron así (ellos mismos lo confiesan y los análisis médicos lo sustentan). Muchas razones influyeron: abandono, falta de amor de sus padres y por otras causas, que se pudieron evitar …  Merecen respeto y que los orientemos con el amor de Cristo, por el camino correcto, conforme a la Palabra de Dios.

¡Sí! La Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos, el presidente Obama, los políticos y todos los que están de acuerdo con estas prácticas homosexuales se equivocaron. Sería interesante, preguntarle a todos los que apoyan estás leyes, que son heterosexuales, si estarían dispuestos a entregarles sus hijos a matrimonios gay, para que sean educados por éstos.

"Dios los juzgará por estas leyes equivocadas…"



Por:                                                                                                                       Eric Enrique Aragón



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada