viernes, 27 de marzo de 2015

Servidores públicos “politiqueros”

La Real Academia de la Lengua Española, define la palabra politiquear, de la siguiente forma: intervenir o brujulear en la política; tratar de política con superficialidad o ligereza; hacer política de intrigas y bajezas.

Usted respetado lector, puede hacer la siguiente aseveración, con toda la seguridad (100%), que no se equivocará. “Muchos candidatos a puestos públicos -alcaldes, representantes, diputados y otros, incluyendo, a los presidenciales- politiquearon y después de ganar las elecciones, un considerable número de afortunados, se esmeran en seguir politiqueando”.

Lo que sí No le puedo asegurar es que un día cualquiera, quizás el día más feliz de su vida, un politiquero le presente una denuncia por “calumnia e injuria”; y si usted carece de recursos económicos, entonces, llore porque la tierra se lo tragará, gracias a estos "grandes funcionarios que son ejemplos de moral y transparencia".

Convertir el área Oeste (distritos de Arraiján, La Chorrera, Capira, San Carlos y Chame), en una provincia llamada Panamá Oeste, la número 10 de la República de Panamá, no es mala idea. El problema en este país es que las decisiones se toman en base a la politiquería barata; y lo más grave en mi opinión, es cuando los pueblos se acostumbran a ser tratados como cualquier cosa. Peor que los vasallos y los esclavos; ya que algunas comunidades de estos grupos, que vivieron en siglos pasados, gozaban de mejores condiciones de vida, que gran cantidad de gente, en Panamá, que no tiene lo más elemental: "agua potable", en pleno Siglo 21.

¿Cómo es posible que los dos principales distritos por su economía y población de la recién estrenada Provincia de Panamá Oeste, tengan graves problemas relacionados con el suministro de agua potable y de luz?

Es inaudito que tanto los gobiernos locales como el gobierno central, no le hayan dado la prioridad que se merece este asunto. En un país donde se está procesando penalmente a funcionarios públicos y empresarios por varios delitos contra el Estado, principalmente, por el robo descarado de millones y millones de dólares y dónde los gobiernos se pelean por el mejor índice de crecimiento económico y megaproyectos, se debería mandar a la cárcel a todos aquellos funcionarios que tienen en sus manos el poder para resolver estos problemas, que pasan de gobierno a gobierno, sin que nadie haga algo serio... La falta de agua potable atenta contra la vida humana y es una violación a los Derechos Humanos.

El agua, un elemento vital para la vida humana; y en la misma capital cerca de los tres “grandes poderes”, del Estado panameño, hay barriadas cuyos moradores llaman todos los días a los medios de comunicación para rogar, como mendigos, que por favor alguna autoridad resuelva el problema del agua. A veces los moradores de alguna barriada afectada, se arriesgan a cerrar las vías; sin embargo, rápidamente, la policía arremete contra ellos con una efectividad del 200% . Pero, las autoridades que deben resolver este gravísimo problema que atenta contra la vida humana, ni por enteradas se darán y su eficiencia será del 0%.

¡Por favor Dios de Abraham, Isaac y Jacob, ten misericordia de los panameños; y envíales aunque sea un político honesto, transparente y que piense en los más necesitados y en los niños…!



Por:                                                                                                                   
Eric Enrique Aragón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada