miércoles, 15 de enero de 2014

Sueños que se hacen realidad…

Debemos aprender de los niños. No estaba equivocado Jesús cuando dijo: “De cierto os digo, el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él”.  Sin distinción de época, lugar o nivel social, todos ellos comparten una cualidad: “los sueños”. ¡Jamás encontrará un niño que no sea soñador!  Hasta aquellos que tienen alguna enfermedad terminal, sueñan con levantarse de la cama para ir a jugar o para abrazar a su abnegada mamá…  ¡Dios bendiga a los niños que padecen enfermedades!

¡Qué grandeza demuestran los niños! ¡Y que vanidad la de los adultos! Éstos se enorgullecen por las cosas insignificantes que realizan, por ejemplo, quién toma más cerveza, compra los bienes más caros o en el caso de las mujeres, la que se pone más productos de belleza para verse hermosa… ¡Qué equivocadas están! La naturaleza las hizo bellísimas como las estrellas.

Nunca permita que sus lindos sueños desaparezcan.  No importa la edad que tenga, busque los sueños que alguna vez tuvo y que por el camino se perdieron.  Haga su último esfuerzo por mantener la llama viva de la esperanza. Quizás soñó con tener un hogar bendecido por Dios, educar bien a sus hijos o conocer el verdadero amor… En fin, usted desde corta edad  formó sus propios sueños, no los deje en el olvido. Trabajar duro para lograr los ideales (o sueños) hace que nuestra existencia terrenal sea más confortable.

La persona que carece de “lindos sueños" vive en un mundo oscuro, sin amor ni motivación.  Usted toma su propia decisión. Desarrolle ideales de superación y verá que este mundo; a pesar de la crueldad que contiene, le proporciona mucha felicidad. Todo depende de la forma como usted observe el ambiente que lo rodea.

Helen Keller, estadounidense nacida en el año 1880, a pesar de haber quedado sordociega por una enfermedad a los meses de nacida, logró sus sueños: convertirse en autora de libros, oradora y gran ejemplo de sacrificio y tenacidad para la humanidad…  ¡Cuánto más puede alcanzar usted que tiene mejor salud!




Por:
Eric Enrique Aragón


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada