miércoles, 12 de junio de 2013

Susan Boyle "Yo tengo un sueño..."


Dejó a millones de personas con la boca abierta, principalmente, en Europa. ¡Y no es para menos! La historia de Susan Boyle es sorprendente. De ser una desconocida cantante del coro de una iglesia católica en Escocia, pasó a cantarle a la aristocracia inglesa, al presidente Barack Obama y al mismísimo Papa Benedicto XVI.

Aún no termina el increíble relato que parece sacado de un “cuento de hadas”. Además de presentarse en los mejores escenarios de Europa, ha vendido –en tiempo récord- millones de copias de sus canciones, desplazando a divas como Beyoncé y Lady Gaga y a muchos otros famosos cantantes.

Se presentó en el año 2009 como concursante del programa de televisión Britain`s Got Talent (Inglaterra). Antes de cantar fue objeto de escepticismo y hasta cierta burla, por su apariencia y edad (48 años). ¡Cómo ocurre siempre…! La ignorancia y el prejuicio se imponen… Sin embargo, la historia cambió. Parte de la audiencia –incluyendo a los jueces- esperaba un total fracaso. Deslumbró a todos con su voz cuando cantó “I Dreamed a Dream”, del musical “Los miserables”.

El prejuicio y la burla (algunas veces disimulada) son terribles males que pueden causar grandes daños. No obstante, en este caso ocurrió tal como lo señala un popular adagio”El tiro le salió por la culata”. Este asunto no es nuevo, desde los tiempos bíblicos, los profetas y el mismo Señor Jesucristo, lo manifestaron.

Recuerdan el caso del rey David. Cuando el profeta Samuel fue a ungir al nuevo rey –en reemplazo del rey Saúl- dudó de quien sería el rey, ya que todos los hijos de Isaí (padre de David), tenían excelente apariencia. Ni los profetas se escapaban de este error: “Observar únicamente lo que está por delante, es decir la simple imagen o apariencia; sin ver más allá…”

El Gran Dios Yahveh reprendió a Samuel, pues, le explicó que El (Dios) no ve lo que miran los hombres, las apariencias. “Dios se fija en el corazón de las personas”. En otras palabras, califica al ser humano por su mundo interior.

Este es el caso de Susan Boyle, en lugar de ser humillada, como lo esperaba una gran parte de los espectadores, incluyendo al jurado; fue Susan, la que humilló a muchos mortales, y reafirmó una vez más que aquello que tiene verdadero valor no son las apariencias, sino lo que está en el “corazón de las personas y el talento”.

Susan Magdalane Boyle ( West Lothian, Escocia, 1 de abril de 1961) es una cantante y voluntaria de una iglesia católica escocesa que se dio a conocer el 11 de abril de 2009, cuando apareció como concursante en la tercera temporada del programa de televisión británico Britain's Got Talent.     Fuente: Wikipedia




Por:

Eric Enrique Aragón



Véase la presentación de Susan Boyle: http://www.youtube.com/watch?v=cQ5yG2pK-WE








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada