miércoles, 1 de septiembre de 2010

Mi afición preferida…

---- ¡Muchachito! ¡Muchachito…! ¡Despierta…! ¡Tienes que ir a la escuela…! ¡Hasta cuando vas a dormir…! ¡Te voy a echar agua...!
Estas eran algunas de las frases cotidianas, a las cuales estaba acostumbrado diariamente. ¡Como todo niño…! Quería seguir durmiendo… Generalmente, me levantaban de la cama a las 6 de la mañana. Y no sólo durante los días de escuela; también, me levantaban temprano los fines de semana.

¡Aquellos tiempos eran otros…! Tanto en la escuela como en el hogar, se enfatizaba mucho la disciplina y los valores morales. Se creía ciegamente que la disciplina y los valores morales, iban a convertir al niño para el futuro: “en un hombre trabajador y de bien”. ¡Bueno! No se equivocaron… La conducta agresiva de las personas –incluyendo a los mozalbetes- hoy día, está muy ligada a la falta de valores morales. Igual ocurre en las empresas… La carencia de disciplina y valores morales de los trabajadores, influye bastante en la ineficiencia de ellos mismos y en los resultados negativos de la gestión empresarial.

¡Qué tiempos aquellos! ¡No los cambiaría por nada del mundo…! No cabe la menor duda de los enormes avances que ha tenido la tecnología y la ciencia; que hacen nuestra vida más confortable. Pero, cuando se comprende la importancia de practicar los valores morales… ¡Créanme! Nuestra vida será mejor en todos sus ámbitos...

Después de una larga y tormentosa espera, llegaba el tan anhelado fin de semana. ¡Podía jugar con otros niños…sin preocuparme mucho por la escuela! Aunque, generalmente, jugaba solo. Por eso me llamaban… en forma de burla o mofa…”Pájaro zonzo”.

El día domingo era para mí, “sumamente especial”, pues, iría al matiné, como se le llamaba a la función de cine. Ésta daba inició a la una de la tarde y terminaba, aproximadamente, a las 5 de la tarde. Era una presentación de 2 películas especialmente para niños y adolescentes. ¡Claro…! Siempre asistía gente adulta; ya sea acompañando a los niños o simplemente los mayores quería aprovechar el baratísimo precio. Las salas de cine presentaban todos los días películas, de todos los géneros, en horas de la noche. Lógicamente, no se permitían menores de edad. Aparte de todo, la entrada era más cara.

Las películas que se veían en el matiné, ya se habían presentado en las tandas nocturnas. Algunas eran un poco viejas; pero, jamás dejaban de ser excelentes… A mi me fascinaban las películas de acción, terror y aventuras. Y las clásicas tiras cómicas…
Sansón y Dalila, Los diez mandamientos, El corsario negro, Tarzán, Batman y Robín; Lo bueno, lo malo y lo feo; King Kong, Veracruz, El llanero solitario; Drácula, El hombre lobo, Casablanca, Lo que el viento se llevó… En fin, son tantas las películas que vi y gocé, y que aún conservo las imágenes en mi mente, que no terminaría nunca de mencionarlas… ¡Yo creo que vi el 90 por ciento de todas las películas, series y tiras cómicas, que dieron en el cine y en la televisión, antes del año 1970!

¡…Y qué decir de los grandes actores y actrices…! Víctor Mature, Errol Flynn, John Wayne, Paul Newman, Elizabeth Taylor, Hedy Lamarr, Gary Cooper, Kirk Douglas, Laurence Olivier, Roger Moore, Charles Bronson, Bela Lugosi, Boris Karloff, Lon Chaney Jr. , y otras grandes celebridades del mundo del cine y la televisión… Hacer mención de estos actores, sería igual que con las películas: ¡una larga e interminable lista que jamás…!

La entrada al matiné costaba únicamente 20 centésimos de dólar. A veces, tenían promociones, por ejemplo: con diez etiquetas de productos comerciales, podía entrar gratis a la función de cine y gozar las dos películas. Las películas, generalmente, eran seleccionadas de acción, terror y aventura. ¡Las preferidas por los niños y adolescentes…! ¡0h…Qué tiempos aquellos…!

Por: Eric Aragón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada