martes, 10 de noviembre de 2009

Violencia Juvenil

En los últimos años los adolescentes han protagonizado actos de violencia extrema, cuya característica es quitarle la vida a sus compañeros de estudio. Irónicamente, estas noticias que le han dado la vuelta al mundo, provienen en su mayoría de países desarrollados, donde se tiene lo mejor en ciencia, tecnología, economía y educación.

Entonces como es posible que los jóvenes ingresen a la escuela o universidades con una pistola o un rifle y comiencen a asesinar a sus compañeros, sin ningún aparente remordimiento, ni sentimiento humano, ni valor por la vida, fuera de todo control, como si jugarán uno de los tantos juegos de video.

La prensa europea ha expresado muchas opiniones que de una u otra manera, reflejan la cruda realidad de lo que vivimos actualmente y lo más triste es que todo apunta que cada vez será peor.

A continuación le presentamos el extracto de algunas opiniones, recopiladas por la Deutsche Welle (La prensa opina 15.09.2009):

El Neue Ruhr/Neue Rhein Zeitung, de Essen: “Puede que se trate de una conclusión amarga, pero en todas las épocas ha habido criminalidad juvenil y víctimas de ella. También las habrá en el futuro, en una sociedad individualista y carente de valores, en la cual las redes de control social han sido desgarradas desde hace mucho tiempo. El odio asesino, los destructores complejos de inferioridad…”

El Stuttgarter Zeitung, de Stuttgart: “El hombre que murió en Solln podría seguir con vida si uno o dos pasantes además de él hubieran actuado. Sin duda, los criminales son quienes lo golpearon hasta la muerte. Pero quien permanece indiferente también tiene una responsabilidad.”

En Zúrich, Suiza, el Tages-Anzeiger: “Nadie cambia tanto como un adolescente, y esto vale también para aquellos con alto potencial delictivo. Quien envía a la cárcel a un joven de esta edad, le impone anticipadamente un estigma como si fuese un caso sin esperanza. Ello además contradice las metas del código penal juvenil, que es un ejemplo en toda Europa al utilizar la educación como forma de reintegración social. “

Es cierto que en todas las épocas ha habido criminalidad juvenil y que la sociedad del futuro -tal como se aprecia actualmente la estructura familiar- será decadente, agresiva y sin valores morales. No obstante, esta cruel realidad no debe ser motivo jamás, para aceptar que la sociedad se deteriore sin que nosotros lo evitemos.

Los grandes pensadores lo han señalado, con toda la razón, la familia es el núcleo o célula del estado-o sociedad. Y más allá en Las Sagradas Escrituras, se le da un valor fundamental a la convivencia familiar, como clave para el desarrollo equilibrado del individuo.

Es en la adecuada convivencia familiar donde tanto el niño como el adolescente, aprenden los valores que lo ayudarán a llevar una vida equilibrada y a tomar las mejores decisiones en el futuro.

La relación que tenga el niño con sus padres y hermanos, principalmente, basada en el respeto, amor y solidaridad; donde se le inculque la Fe Cristiana, los valores morales, el amor al trabajo, el esfuerzo y sacrificio, y otros aspectos más, marcarán positivamente la vida del joven.

Cuando los niños no reciben amor ni cariño y en su lugar maltrato emocional o físico y malos ejemplos, tenga por seguro que serán hijos de la delincuencia que si los recibirá con los brazos abiertos.
No confundamos el maltrato con la pobreza económica. Igual existen muchas familias en las cuales se tiene abundancia material y económica, mas no amor ni amistad hacia los hijos.

No todo es una vida de ensueño. Millones de niños y jóvenes no tienen una familia como tal; han sido abandonados por sus padres o la familia está totalmente destruida; por lo tanto, parientes, desconocidos, tutores o instituciones-como los orfanatos-se encargan de la crianza y educación de ellos.

Por lo tanto, es sumamente crucial que se les trate con respeto y amor; y se les enseñe valores morales y cristianos; pero, la conducta o el ejemplo de las personas que rodean a los niños y jóvenes será lo que dé fuerza y haga creíble toda la educación e instrucción que se les ofrezca.



Autor:
Eric Aragón
27 de septiembre de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada