domingo, 19 de marzo de 2017

Faltan técnicos en Panamá

 “Panamá siempre será un país bendecido” “La segunda tierra prometida…” La enorme cantidad de turistas e inversionistas que llegan al país pueden dar fe de tal aseveración.

Organismos internacionales tales como el Banco Mundial (BM) y la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), al igual que los indicadores nacionales, estiman un crecimiento económico ubicado entre el 5 y 6.5 por ciento para los próximos años.

Estas proyecciones económicas demuestran que la gente emprendedora y honesta de Panamá, se ha levantado por encima de una ola de escándalos -con repercusiones internacionales.

Es lógico pensar que más panameños desempleados encontrarán trabajo y la calidad de vida mejorará; sin embargo, no es así. Ahora los empresarios requieren una mano de trabajo más calificada. Y he aquí donde surge el gran problema: la falta de técnicos en Panamá.

Desde que Panamá se separó de Colombia en 1904, se orientó a la economía de servicios; motivo por el cual la juventud panameña en su mayoría ha estudiado carreras vinculadas al sector terciario. Sin embargo, la globalización, las nuevas tecnologías, los megaproyectos y un sector industrial más pujante y competitivo, ha generado en el país más puestos de trabajo para técnicos universitarios y mano de obra especializada.

El Centro Nacional de Competitividad, que reúne a todos los empresarios de Panamá, ha estimado que hay un déficit de trabajadores técnicos de 71 mil. Abarca las áreas de logística, ventas, hotelería, turismo, producción, construcción, contabilidad y finanzas; incluso, hasta en el sector educativo hay escasez de profesores de matemática, física, química e inglés.

Frente a esta situación muchas empresas, se han visto obligadas a contratar extranjeros, más que todo colombianos y venezolanos. Tal vez en algunos casos excediendo el número fijado por ley y sin la documentación requerida.

A pesar de la complejidad del tema, podemos llegar a las siguientes conclusiones:
  • Para los próximos años habrá un aumento de puestos de trabajo en los sectores de producción, industrial, construcción, logístico, marítimo, hotelería, financiero, seguros y en el sector educativo: profesores de matemática, química, física e inglés.
  •  Los jóvenes panameños que se especialicen en carreras técnicas y aprendan el inglés intermedio, tendrán una plaza de trabajo asegurada.
  •   Aquellos trabajadores panameños que se motiven a tomar cursos y seminarios de especialización, tendrán nuevas opciones de superación laboral.


Por: Eric Enrique Aragón
           







sábado, 4 de febrero de 2017

Los empresarios al poder…


La empresa privada juega un papel importante en el crecimiento y desarrollo de cualquier país. Además, es un derecho inalienable de los ciudadanos si así lo desean y cumplen con la ley, constituirse en empresarios.

En estos últimos años se está viendo una marcada tendencia en los empresarios a participar en política partidista.   La mayoría que llega a ocupar puestos públicos de gran importancia, a pesar de la falta de experiencia política, realizan una labor aceptable. No obstante, grandes casos de corrupción en América Latina y en otras regiones, de una u otra forma se relacionan con las ambiciones desmedidas de empresarios que han llegado a la presidencia y a otros cargos estatales.

El caso Odebrecht en Brasil, que reveló una gigantesca telaraña de corrupción a nivel internacional; es una contundente prueba del terrible mal que le pueden causar a la nación entera los malos empresarios que asaltan el poder político…

La mayor fuente de negocios para los empresarios –por lo menos en Latinoamérica-  son los que se hacen con el Estado. En cualquier obra civil pública o prestación de un servicio a una institución estatal, un empresario se puede ganar buena suma de dinero y excelentes referencias.

No obstante, el dolor de cabeza para el sector empresarial está en competir; es decir, participar en una licitación en la cual se establece por ley una serie de requisitos iguales para todos. Este torneo legal obliga a los empresarios a bajar sus costos lo más posible, sin afectar la calidad del servicio,  para ser más competitivos y bajar el precio, de manera tal que puedan ganarse la licitación.

Frente a esta complejidad, los malos empresarios han ideado dos inteligentes estrategias para vencer el gran obstáculo de las licitaciones. 

Las estrategias han sido “demasiado efectivas”, pues, han tocado y fortalecido la baja moral que caracteriza a la sociedad actual: la ambición por el dinero fácil, la vanidad y el abuso de poder.

¿Y cuáles son estos planes malévolos? Repartir dinero a funcionarios estatales, con la finalidad de obtener favores. Es preciso aclarar que cualquier funcionario público -independientemente de su posición- que reciba dinero para ejecutar una acción fuera de sus funciones de acuerdo a la ley o para dejar de cumplir sus deberes comete un delito y aquel bien que recibió se convierte en  “coima”.

La otra idea genial es asaltar el poder, tal como lo hicieron las dictaduras militares casi a finales del siglo XX. La diferencia es que en lugar de armas, los empresarios han usado millones de dólares provenientes de toda clase de fuentes para comprar votos, partidos políticos y de forma muy sutil influir en las autoridades electorales, sobre todo en los conflictos post-electorales (denuncias e impugnaciones).

Desde que nuestros países latinoamericanos recuperaron la libertad de expresión y la democracia, son muchos los empresarios que le han ganado la presidencia a los políticos tradicionales.

Algunos de estos malos empresarios están procesados o en la cárcel. Otros, aún libres, arropados con el manto de la impunidad; deambulan por los lugares más exclusivos con la falsa imagen de la decencia. 

Lo cierto es que la presión ciudadana (llámese SOCIEDAD CIVIL ORGANIZADA) es el único modo – no hay otro- para exigir a las autoridades que investiguen, procesen y condenen a todos los corruptos. En el caso de Panamá, se debe una vez más formar la CRUZADA CIVILISTA. Si ésta se enfrentó sin miedo a la dictadura militar y la derrotó; igual y con mayor ímpetu puede enfrentarse al cáncer llamado CORRUPCIÓN, que ya está bien avanzado y fuertemente arraigado en las instituciones públicas…Y VENCERLO… 

Ahora mismo la bandera de los sindicatos, comerciantes, industriales, profesores, universitarios, abogados, ingenieros, arquitectos, transportistas, iglesias, periodistas y sociedad en general: debe ser una sola bandera “ACABAR CON EL CANCER DE LA CORRUPCION PUBLICA”.


Por: Eric Enrique Aragón

martes, 3 de enero de 2017

¿Renovaste tu plan para el año 2017?

Es obligatorio elaborar un plan de trabajo para el nuevo año que acaba de empezar. O en su defecto, podría renovar el plan que había hecho para el año que pasó, pero, que por ciertas circunstancias no pudo cumplir en su totalidad o abandonó prematuramente.

¿Por qué es indispensable un plan? Porqué no se puede alcanzar ninguna meta en la vida, independientemente del tiempo que se fije para lograrla, si no tenemos un plan de acción. En otras palabras, si no contamos con una guía de trabajo, estaríamos como un barco a la deriva, sin dirección y sin una brújula que nos oriente.

La improvisación, el desorden y la indisciplina jamás conducirán a una persona a superarse. Y estos elementos negativos son los que prevalecen cuando no se tiene un buen plan de trabajo para alcanzar metas anuales. Si usted desea disminuir de peso, ser más eficiente en su trabajo, consolidar la unidad familiar, abonar una vivienda, mejorar como deportista o terminar su primer semestre en la universidad con notas aceptables; entonces, empiece con el primer paso: elaborar un plan de acción.

Para elaborar un plan de acción trimestral, semestral o anual, necesita primero estar bien claro en cuál será su meta o metas a las cuales desea llegar.  Éstas deben ser lo más precisas posibles y que estén a nuestro alcance. Por ejemplo, si usted es un estudiante que va a ingresar por primera vez a la universidad, su meta debería ser: terminar su primer semestre con buenas notas o por lo menos aceptables para seguir mejorando el próximo semestre.  

En segundo lugar, analizar ¿Cómo va a lograr su meta? Indudablemente, debe estar consciente antes de seguir que toda meta positiva que se desee alcanzar en la vida, involucra mucho esfuerzo, sacrifico, fuerza de voluntad, persistencia, disciplina y ser valiente. Si usted no está dispuesto a cumplir con estos principios, no pierda su tiempo desarrollando un plan; ya que no hay ningún caso documentado en la historia de la humanidad, que un hombre o mujer haya alcanzado metas positivas y duraderas ignorando estas reglas.

¿Cómo va a llegar a su meta? Dividiendo la meta en partes pequeñas, así será más factible trabajar para cumplir con el plan. En el caso del estudiante, trabajar por separado cada asignatura que tenga que dar en su primer semestre. Le dedicará un tiempo semanal a cada una o hará lo que hacía su servidor cuando era estudiante en la Universidad de Panamá. Dividía el estudio en “trozos pequeños”. 

Cuando el profesor explicaba algo, inmediatamente lo estudiaba, generalmente lo hacía en la biblioteca de la universidad. Aquí me podía concentrar mejor que en cualquier otro lugar. La idea es buscar el mejor lugar para estudiar, dónde no haya ruidos ni distracciones, de manera tal que uno se pueda concentrar al máximo. 

Mi principio era clase dada, clase estudiada. Y en cuanto a los trabajos, siempre los hacía con tiempo, nunca los dejaba para última hora.

Me dediqué exclusivamente a ser un estudiante universitario tiempo completo y siempre con la motivación de que todo el sacrificio me convertiría en un buen profesional. 

Un plan puede variar un poco, dependiendo de las metas, pero los principios expuestos aquí nunca van a cambiar, son obligatorios en todos los planes que se hagan.

¡Nunca olvide! “Un plan se podrá realizar satisfactoriamente cuando lo ponemos en manos de Dios”
 

Por:                                                                                                                   
 Eric Enrique Aragón













sábado, 12 de noviembre de 2016

Donald Trump y la democracia estadounidense...



La victoria de Donald Trump no debería sorprender al pueblo norteamericano; ya que en una contienda electoral tan difícil y con poca diferencia porcentual: para cualquiera de los dos candidatos puede ser la victoria en los últimos minutos. 

A pesar de que la victoria de Trump causó mucha alegría a millones de estadounidenses, sobre todo, a los de ascendencia europea; y por otra parte, llanto y angustia a otros tantos millones; debemos aceptar que ganó la Democracia.

En una verdadera democracia todos los candidatos tienen las mismas oportunidades, existe transparencia y todos los ciudadanos pueden dar fe de la pureza de la contienda electoral.

La conducta del candidato Trump no fue agradable para muchos, al igual que sus ideas; sin embargo, jugó con las reglas de la democracia y finalmente, se alzó con la victoria. Será el presidente –a partir de enero del 2017- de la nación más poderosa del planeta.

Por supuesto, con tantas promesas y declaraciones polémicas que hizo durante la campaña electoral, es lógico que haya pánico en muchos sectores económicos, sociales y políticos de Estados Unidos. Incluso, en Latinoamérica y Europa, también, hay mucha incertidumbre con respecto a la dirección que tomará Estados Unidos con su nuevo presidente.

Tampoco debe temer la oposición y el mundo entero, porqué Donald Trump es presidente electo. Así como jugó con las reglas de la Democracia y ganó; ahora como presidente tiene que regirse por las leyes de su país y no puede hacer absolutamente nada que vaya en contra de la democracia, los derechos humanos, la transparencia y la libertad de expresión.

 Su verdadero desafío empezará a partir de enero de 2017. Sus expresiones como candidato presidencial, pudieron ser muy duras y prometer cielo y tierra a sus seguidores; pero, cumplir todo eso no es tarea fácil, en algunos casos hasta será imposible.

Como presidente siempre estará limitado por las leyes, las instituciones públicas, la oposición política y la sociedad civil organizada: que son parte de la democracia estadounidense; además, estará siempre bajo el escrutinio de la opinión pública, expresada a través de todos los medios de comunicación. 
El mundo ha cambiado. La globalización, la tecnología, las redes sociales y los medios de comunicación son elementos, con los cuales tendrá que convivir Donald Trump durante su mandato presidencial.

Muchos empresarios llegan a ser presidentes por el enfoque que le dan a la política: proyectando la imagen de ellos mismos como exitosos y metiéndoles en la cabeza a los potenciales votantes: empleos para todo mundo, mayor bienestar social y económico, entre otras promesas, que se quedarán olvidadas o no se cumplirán tal como se presentaron ¿Por qué? Porque no se hicieron con sinceridad ni tomando en cuenta la cruda realidad del mundo en el cual vivimos…

No cabe la menor duda. El señor Donald Trump, como presidente electo de la nación más poderosa e influyente del mundo, tiene la oportunidad de ser un buen mandatario. “Todo dependerá de las decisiones que tome…”



Por:                                                                                                                            Eric Enrique Aragón







sábado, 5 de noviembre de 2016

El poder latino decidirá quién será el próximo presidente de los Estados Unidos…

Casi todos los analistas políticos y grandes medios de comunicación en los Estados Unidos, coinciden con el hecho de que cada vez es más importante el voto latino. Tanto Hillary Clinton como Donald Trump, hacen todos los esfuerzos para conquistar a los votantes latinos en la carrera por la presidencia.

En pocos años se estima que la población latina en los Estados Unidos alcanzará el 30 por ciento; y unos 50 millones de habitantes hablarán el idioma español.

La población joven se multiplica rápidamente en América Latina; y en los Estados Unidos está pasando igual. Para las próximas elecciones presidenciales habrá más gente joven nacida en este país, pero con familia de ascendencia mexicana, puertorriqueña, cubana, y de otras naciones de Latinoamérica. En conclusión para el futuro no sólo esta poderosa nación tendrá más “votantes latinos”, sino que se verá forzada a elegir un presidente de origen latino.

Si esta realidad ya la están viviendo los estadounidenses, entonces es lógico que los candidatos presidenciales y los gobiernos deban incluir de una manera responsable a los latinos en el tema educativo y laboral, entre otros aspectos. Además de buscar una solución migratoria lo menos traumática posible para los cientos de miles de latinos que buscan no el sueño americano; pero, SI salir de la pobreza extrema en la cual viven en sus países de orígenes.

Las grandes potencias económicas como Estados Unidos, no deben ayudar a los países “subdesarrollados”, por humanitarismo nada más; sino que es un compromiso mundial y urgente ayudar a los países en conflictos bélicos, problemas ambientales y pobreza extrema. Nunca olviden que los Estados más ricos se benefician de los más pobres y cualquier conflicto grave en regiones de extrema pobreza, también afectará a los Estados más industrializados… Está claro que ésta es la tendencia mundial: ayudar a las economías y regiones más pobres. Así se pone de manifiesto en muchos programas de las Naciones Unidas y en otros donde Estados Unidos es protagonista.

Si tomamos en cuenta que la tendencia mundial está obligando a las potencias a buscar soluciones a los problemas mundiales de todo tipo, llámese racial, educación, laboral, migratorio, pobreza extrema, desintegración familiar, enfermedades, guerras, tráfico de armas, abuso infantil, drogas, etc. NO puede ser presidente de una nación poderosa, como los Estados Unidos que lucha por los derechos humanos, la transparencia y las libertades: un candidato presidencial que sea emotivo, racista, que no comprenda el mundo actual, poco cristiano y agresivo con las mujeres –ellas son nuestras madres, hermanas e hijas.

No tengan la menor duda que DIOS, en primer lugar, y el Voto LATINO: seleccionarán al mejor candidato -el día martes 8 de Noviembre del 2016- entre Donald Trump e Hillary Clinton, para que sea el próximo presidente (o presidenta) de los Estados Unidos, la nación más poderosa y democrática del mundo.


Por:                                                                                                                         Eric Enrique Aragón


domingo, 9 de octubre de 2016

Tomar decisiones en el momento preciso…

Cualquier ser humano pasa por un momento terrible. Siempre hay un día que se caracteriza por una serie de eventos que originan tristeza, ira, depresión, ansiedad y otros sentimientos que si no se controlan a tiempo podrían tener un efecto dañino en la salud mental, física y emocional.

Veamos algunos ejemplos de sucesos negativos: se saluda a un conocido y no responde o lo hace con grosería, se derrama el café sobre la camisa o el pantalón, ocurre un resbalón, caída o tropiezo. Se percibe cierta agresividad de parte de algún familiar o el cónyuge; no se puede hacer bien un trabajo que siempre se ha realizado. Se siente el cuerpo pesado o un desánimo fuera de lo común. Tal vez las personas no tengan las mismas situaciones; sin embargo, puede estar seguro que todos los eventos negativos se pueden identificar.

Si es importante aclarar que no son problemas que ocurren como consecuencia de malas decisiones o actitudes negativas de parte de los mortales. En este caso es válido que se cumpla el antiguo adagio: “Lo que se siembra se cosecha”.

Son esos días en los cuales “todo sale mal” sin causa justificada. Por más precaución que se tenga o esmero con que se haga una labor “ese día” se vuelve negativo.

Es completamente normal en la existencia humana, que transcurran días malos y días buenos. Así pasan los años de todos los habitantes de la tierra, no importa si son reyes, príncipes, jefes de estado, millonarios o gente común. Es una “Ley de Vida”. Lo importante es actuar con prudencia y sabiduría, cuando vengan los inevitables días malos.

Un buen consejo para usted en los días malos: realizar actividades y desplazamientos que sean estrictamente necesarios; al igual, los contactos humanos deben limitarse para evitar un malentendido o discusión. La malicia, prudencia, tolerancia y paciencia serán los mejores aliados. En cuanto a tomar decisiones: ¡EVÍTELAS!

Las decisiones más inteligentes se toman, cuando se tiene un estado mental y emocional óptimo.




Por:                                                                                                                       Eric Enrique Aragón

sábado, 17 de septiembre de 2016

Podemos matar con el prejuicio…



El prejuicio nunca ha sido un buen amigo y jamás lo será; ya que emerge de la oscuridad como un gran depredador, que sólo puede causar sufrimiento y a veces hasta la muerte.

El prejuicio es aliado de la falta de control emocional y del trastorno de las capacidades mentales; y es parte inalienable de los seres humanos.  Lo más que podemos hacer es tratar de minimizar el impacto.

Todos nosotros –sin excepción- en algunos momentos de nuestra vida cotidiana, somos engañados por este mal. Actuamos sin pensar en las consecuencias o el mal que le podemos causar a gente inocente.

´´Las apariencias engañan´´. ´´A veces las cosas no son lo que parecen´´.  Estas expresiones son milenarias y ciertas. Siempre caemos en el error de juzgar a los demás en forma rápida y emotiva, sin darle oportunidad a la ´´razón´´ para que busque la verdad.

Frente a un hecho que involucra a una persona, debemos actuar con mucha prudencia, ya que nos podemos equivocar al emitir una opinión o una acusación contra un semejante. Lo fundamental es recabar todos los elementos de juicio, de modo tal que tengamos pruebas suficientes antes de opinar. Incluso, existen casos que con todas las evidencias, se han cometido errores. Aunque se tengan las pruebas hay que tener mucha sabiduría y malicia para evaluar la validez de cada una…

La justicia humana es imperfecta, porque condenamos con frecuencia a gente inocente o nos excedemos con el castigo. Sería aún peor si no tuviéramos cuidado con los prejuicios…

Hagamos de la sabiduría y la prudencia nuestros mejores aliados…



Por:                                                                                                                 
 Eric Enrique Aragón

viernes, 5 de agosto de 2016

Panamá, un país bendecido…

Tiene 4 millones de habitantes, pequeñísimo en territorio y sin ejército, Panamá se destaca por una gran característica que pocas naciones tienen: “Es un país bendecido por Dios”.

Panamá, en los últimos años se ha transformado en un país con gran crecimiento económico. El desarrollo de su infraestructura y tecnología es comparable con las grandes urbes. Posee una geografía envidiable y su alegre población lleva la paz en la sangre. Las grandes multinacionales sueñan con hacer negocios aquí; y por último, el Istmo de Panamá es marcado a nivel mundial como destino turístico.

Hace pocos meses el centro bancario de Panamá -uno de los más importantes del mundo- recibió un duro golpe por el escándalo “Panama Papers”, que estremeció a grandes personajes y tuvo un impacto internacional.  Sin lugar a dudas este escándalo colocó a Panamá en una posición delicada, por el supuesto blanqueo de capitales realizado por una famosa firma de abogados panameña. Por este caso el ministro de Economía francés arremetió contra la pequeña nación; sin embargo, cuando todo apuntaba que le tomaría un tiempo superar esta crisis financiera, en cuestión de semanas, la nación panameña, inteligente y sagaz comenzó a corregir las fallas de su sistema financiero y legal.

Los panameños no habían terminado de salir de un grave problema, cuando nuevamente eran azotados por otro escándalo de proporciones mundiales. El poderoso grupo Wisa radicado en Panamá, era acusado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, de “lavado de dinero, facturación comercial falsa y otros métodos para justificar ganancias de varios narcotraficantes internacionales. “Otro golpe mortal para la economía de Panamá”.

¡Como un cuento de hadas, pero, no lo era! Por segunda vez los panameños demostraban al mundo entero ser “David” (historia de David y Goliat).  

A la pequeña nación no le bastó emerger de las cenizas como el “Ave Fenix”, sino que devolvió los dos golpes que recibió con mayor contundencia y determinación.

Hace unas semanas Panamá hizo una gran inauguración de su “Canal Ampliado”, una maravilla del mundo que no tienen los países más ricos del planeta. Esta colosal obra “panameña” contribuye a la expansión y desarrollo del comercio mundial.

¡Y cómo si fuese poco..! Hace unos días el Papa Francisco anunció en Cracovia, Polonia, que la próxima Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en el año 2019, será en Panamá.

“La Solidaridad, el gran corazón y la devoción cristiana de la población panameña los hace gigantes…”



Por:                                                                                                                       Eric Enrique Aragón

sábado, 16 de julio de 2016

Polémico proyecto de ley sobre educación sexual en Panamá

¿Qué hacer frente al incremento de embarazos en las escuelas? ¿Establecer una ley marco? ¿Capacitar a los docentes para impartir educación sexual?

¡Mejor sería derogar el proyecto de ley 61..! Así lo pregonan muchas organizaciones del país, incluyendo a las iglesias.

Pensar en un marco legal coercitivo podría causar gran inconformidad en los distintos sectores de la población, tal como está ocurriendo con el proyecto de ley.

Una ley difícilmente solucionaría el grave problema por el simple hecho, de que jamás podría abarcar todas las variables involucradas en cada caso.  No existe una solución mágica ni ley ni reglas generales que podamos utilizar para reducir los embarazos escolares.  Este es un problema muy delicado, ya que tiene implicaciones emocionales muy fuertes. Se origina en la familia y “únicamente” puede solucionarse en la familia. Se trata de adolescentes y en ciertos casos hasta niñas de 10 años, que tienen relaciones sexuales producto de toda una serie de conflictos que viven en el hogar o porque la familia se ha desintegrado.

El verdadero problema radica en la conducta de los progenitores, que no están cumpliendo con la responsabilidad de instruir y dar cariño a los hijos desde que nacen… La base sólida de una buena educación es la que se recibe en los primeros años de vida en la familia y hará que el adolescente se sienta seguro y tome buenas decisiones.

Ninguna ley puede sustituir la responsabilidad de los padres ni evitar el aumento de embarazos. Cuando el niño y adolescente carecen del amor puro que solo se desarrolla en el hogar, todo lo que se haga será en vano. A los adolescentes no les importará nada, ya que su verdadero sufrimiento estará “en su ser interior”. Éste es el que hay que solucionar por medio de la familia.

Desde tiempos remotos, mucho antes del derecho romano, la tarea de impartir algún conocimiento en materia sexual, estuvo en manos de los padres. En la actualidad esto no ha cambiado, ni debe cambiar; pues es un mandato natural y divino. Intentar trastocar este orden, traería más caos…

Son muchos los factores que impulsan a nuestros jóvenes a tener relaciones sexuales antes de tiempo, aún cuando el cuerpo no se ha desarrollado como debe ser.

La falta de amor y buenos ejemplos en la familia, desorienta e impulsa a los jóvenes a practicar las relaciones sexuales como si fuese un juego y una prioridad.

Toda ley y esfuerzo que se haga debe encaminarse al fortalecimiento de la FAMILIA. Ésta es la única institución que puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los niños y jóvenes…

También, existen otros personajes e instituciones que deben cumplir con el rol que les corresponde, nos referimos a los profesores de ciencias naturales y biología, centros de salud, instituciones sociales, fundaciones, iglesias y medios de comunicación.


Por:                                                                                                                       Eric Enrique Aragón


martes, 12 de julio de 2016

Educación sexual en las escuelas


Si a los padres se les dificulta hablar con sus hijos sobre el tema sexual, debe ser más difícil para un educador.  Siempre es más fácil pasar por alto el asunto o trasladar la responsabilidad a otros.

Utilizar las palabras inadecuadas, sin lugar a dudas, dejarán a los niños y jóvenes desorientados.  Y peor sería si se crea una ley con ideas liberales, en materia sexual, que motive a los jóvenes a practicar las relaciones sexuales, si así lo desean, con el único requisito que eviten un embarazo, por medio de los métodos anticonceptivos. Grave equivocación sería esta norma. Estaríamos destruyendo aún más a la familia.

Por supuesto, que la enseñanza sexual en las escuelas ayudaría a reducir el altísimo índice de embarazos en las adolescentes. Pero, no tenga la menor duda de que si esta educación sexual no se basa en los principios morales y cristianos, jamás se obtendrán buenos resultados. La participación de los padres responsables es importante.

A los jóvenes se les debe enseñar que las relaciones sexuales no deben ser una prioridad para ellos en esta preciosa etapa de sus vidas.  Los ideales de superación y pureza, si deben ocupar la mente de los estudiantes. 

Si los niños no reciben en el hogar: amor y buenos ejemplos, inevitablemente serán presa fácil de las drogas y los embarazos. Debemos atacar el problema en su raíz.  

Trabajemos todos por el rescate y fortalecimiento de la institución más sagrada e importante de una nación: La Familia.




Por:                                                                                                                           Eric Enrique Aragón